Saltar al contenido
DEFENSA PERSONAL

🔝 Beneficios del Aikido en los Adultos y Niños

tipos de benificios del aikido

El Aikido tiene muchos beneficios físicos y psicológicos. La versatilidad del arte lo hace ideal para estudiantes de todas las edades.

AIKIDO: UN CAMINO MARCIAL

Para entender el Aikido y sus beneficios, debe decirse que, como arte marcial japonés tradicional, el Aikido es más que un simple método eficiente de defensa personal.

📖 Es una forma de Budo, una “forma marcial”. La palabra hacer en japonés es la misma que la palabra china tao. Denota un camino de comprensión, un modo de vida y el Camino del universo mismo.

En la historia japonesa, como en muchas culturas, las artes de los guerreros se consideraban especialmente adecuadas no solo para el uso práctico en tiempos de guerra, sino también para el refinamiento y el desarrollo del carácter humano.

Las cualidades y los principios del guerrero ideal (valor, decisión, fuerza, claridad mental, compasión) son también las cualidades ideales del ser humano. De esta manera, la tradición marcial japonesa, como la caballería europea, siempre ha enfatizado la aplicabilidad de los principios marciales a la vida diaria.

Esta comprensión es el significado del budo. Una palabra relacionada, Bushido (“el camino del guerrero”) también expresa esto. El modo de vida de un guerrero no es simplemente luchar, sino el constante esfuerzo por la auto perfección en todas las cosas.

El ideal caballeresco en las culturas europeas era el de un guerrero poderoso que también poseía sensibilidad y misericordia. Del mismo modo, el ideal de los samurai, los guerreros de Japón, no era el de un simple guerrero.

Era un ser humano equilibrado, un guerrero que personificaba el lema Bun Bu Ryodo: “Las formas marciales e intelectuales como una”. Equilibrado de esta manera, uno realmente podría ser útil y de servicio a los demás.

moderno guerrero samurai
actuales guerreros samurái

Estas tradiciones de hoy se llevan a cabo de manera marcial como el Aikido. Todo en el entrenamiento de Aikido está destinado a desarrollar no solo un individuo fuerte, sino también uno con la sabiduría y la energía para beneficiar positivamente a la sociedad.

Un verdadero artista marcial ve el conflicto no solo como un concurso contra otros, sino como una oportunidad para forjarse y vencer a nuestros verdaderos enemigos, que están dentro.

Una vida que se vive plenamente de esta manera, naturalmente se convierte en shugyo: el entrenamiento espiritual más profundo posible.

Un dicho favorito de Morihei Ueshiba O Sensei, el fundador de Aikido, fue Masakatsu, Agatsu:

“La verdadera victoria es la auto victoria”. Este es verdaderamente el espíritu del Aikido.

BENEFICIOS FÍSICOS DEL AIKIDO

Por supuesto, la filosofía y los beneficios internos del Aikido están acompañados por beneficios físicos concretos. El entrenamiento de Aikido es un excelente programa para la aptitud física integral, la flexibilidad y la relajación.

El cuerpo humano en general puede ejercer el poder de dos maneras: contractiva y expansiva. Muchas actividades de acondicionamiento físico, por ejemplo el levantamiento de pesas, enfatizan lo primero, lo que significa que músculos específicos o grupos musculares son trabajados para mejorar el tono, la masa y la potencia.

La desventaja de esto, sin embargo, es que el movimiento y la coordinación de todo el cuerpo rara vez son estresados. Por lo tanto, si bien el tamaño y la potencia de los músculos pueden aumentar, no hay una combinación de las formas en que se pueden usar esos músculos de manera más eficiente.

Además, este tipo de entrenamiento tiende a aumentar la tensión, disminuir la flexibilidad y tensionar las articulaciones. El resultado puede ser estéticamente agradable, pero cuando se hace en exceso, en última instancia es inútil y, en realidad, perjudicial para la salud en general.

📌 El segundo tipo de potencia, expansiva, se destaca principalmente en actividades como la danza o la gimnasia. En estas actividades, el cuerpo debe aprender a moverse de manera coordinada y con relajación. El Aikido, también, enfatiza principalmente este tipo de entrenamiento.

Si bien ambos tipos de poder son importantes, es interesante observar que una persona que domina el segundo tipo de poder puede, en un contexto marcial, a menudo derrotar a una persona que es mucho más grande o más fuerte.

La razón de esto es que el poder contractivo que la mayoría de las personas sabe es tan grande como la masa y el poder de sus músculos individuales.

Sin embargo, el poder expansivo, como se usa en el Aikido, puede ser mucho mayor que su tamaño puede llevarlo a creer. Esto es porque te mueves con todo tu cuerpo.

En lugar de estresar y tensar solo unos pocos músculos, aprendes a relajarte y moverte desde el centro de tu cuerpo, donde eres más fuerte. Luego, el poder se extiende naturalmente a través de las extremidades relajadas, que se convierten casi en latigazos en sus movimientos.

Así Aikido desarrolla el cuerpo de una manera única. La aptitud aeróbica se obtiene a través del entrenamiento vigoroso. La flexibilidad de las articulaciones y los tejidos se desarrolla a través de diversos ejercicios de estiramiento y de las técnicas en sí.

La relajación se aprende automáticamente, ya que sin ella las técnicas no funcionarán. Y se domina el uso equilibrado del poder contractivo y expansivo, lo que permite que incluso una persona pequeña genere una energía enorme y habilidades de autodefensa.

BENEFICIOS PSICOLOGICOS DEL AIKIDO

El entrenamiento de Aikido no ve el cuerpo y la mente como separados. La condición de uno afectará al otro.

Por esta razón, la relajación física aprendida en Aikido se convierte naturalmente en relajación mental. Asimismo, la perseverancia y la confianza que se desarrollan mentalmente se manifiestan en un cuerpo que se mueve y se sostiene con confianza y fuerza.

Cualquier percepción psicológica o espiritual debe reflejarse en el cuerpo, o, de lo contrario, tiende a ser poco más que intelectualización; bajo presión, tales percepciones desaparecen y la persona vuelve a los hábitos y patrones previamente arraigados.

El entrenamiento de Aikido requiere que el estudiante se enfrente directamente al conflicto, no se escape de él. A través de esta experiencia física muy concreta, un practicante de Aikido aprende a enfrentar las situaciones de la vida de una manera proactiva y constructiva.

Se rompen los patrones de evitación y miedo. Las reacciones tensas y defensivas a la presión y al conflicto que tan a menudo solo crean más violencia son reconocidas y deconstruidas.

Una nueva persona, directa, valiente pero humilde, capaz de ser fuerte y capaz de rendirse según lo requieran las circunstancias, puede surgir de esta formación.

Hoy en día, el Aikido se ha hecho conocido en los círculos psicológicos y de negocios como una metáfora muy útil para diseñar estrategias de resolución de conflictos. La gente en todas partes está utilizando la filosofía del Aikido para mejorar la calidad de sus vidas.

EL AIKIDO PARA AUTODEFENSA

En Japón, una nación de muchas artes marciales, el Aikido es el elegido para la instrucción de la élite de la Policía antidisturbios metropolitana de Tokio y la Policía Secreta. La razón de esto puede ser la extrema flexibilidad inherente en la técnica.

tecnicas dificiles de aikido

A diferencia de otras artes, la técnica de Aikido se puede aplicar a diferentes niveles de severidad, en un continuo desde las técnicas de control más suaves hasta las contramedidas más severas.

El Aikido es, por lo tanto, ideal para su aplicación en una amplia gama de situaciones defensivas, incluidas la aplicación de la ley, seguridad, correcciones, entornos médicos de salud mental, defensa personal civil, defensa personal de las mujeres y defensa personal de los niños.

El aikido puede adaptarse con flexibilidad a cualquier situación que surja; este es el legado de los samurais, quienes idearon estas técnicas para enfrentar una desconcertante variedad de asaltos por parte de atacantes individuales o múltiples.

Hoy, continuamos esta tradición al instruir el Aikido y la técnica especializada derivada del Aikido a una amplia gama de organizaciones que necesitan habilidades defensivas decisivas y efectivas.

AIKIDO EN LA VIDA COTIDIANA

La práctica del Aikido en última instancia debe convertirse en la práctica de nuestras vidas diarias, momento a momento. Cada momento de la vida implica algún tipo de conflicto: con otros, con nuestros entornos, con nuestros cuerpos, con nosotros mismos.

Sin embargo, es nuestra elección ver este conflicto como algo que se debe evitar y con lo que se debe luchar, o como la fuerza creativa del cambio que hace posible el verdadero crecimiento y el aprendizaje.

Para desarrollar el verdadero potencial humano, es necesario algún tipo de disciplina y refinamiento. Para desarrollar la conciencia, la decisión, el poder interior y la compasión, debemos experimentar las dificultades y el trabajo de enfrentar la vida directamente.

La vida misma debe ser usada para forjarnos. Esta filosofía de Aikido significa que, en última instancia, nuestro dojo es mucho más que un edificio donde practicamos.

📌 Nuestro verdadero dojo es nuestra vida misma. Y, Aikido consiste en una metodología de formación unificada diseñada para lograr esta realización y darle un buen uso.

Visto de esta manera, la vida se vuelve rica y llena de significado. Cada situación se utiliza como trampolín para un mayor crecimiento. Aprendemos a abrirnos a la experiencia, en lugar de rechazar aspectos desagradables de la vida. Nuestras mentes se expanden, y nos hacemos fuertes.

Este es el legado de las formas marciales, y el verdadero valor del entrenamiento de Aikido. El sueño de O Sensei fue de todos los pueblos del mundo, entrenando juntos en paz para beneficio mutuo. Haciendo hincapié en los valores positivos de las formas marciales.

El Aikido continúa creciendo y extendiéndose por todo el mundo, cumpliendo esta visión.


📣 AQUÍ! Algo más para Aprender del Aikido

¿Te ha gustado este artículo?